catalogo de productos
redes sociales
 

Compartir
Recomendar
 
adoquines
 
 

Adoquines

Los adoquines que veíamos en las calles de la ciudad, ahora se ven en las viviendas, y no es para menos, lo que sucede es que este tipo de pavimentos son muy duraderos, y la verdad es que quedan estupendos en todo tipo de edificación. Por esto, no es casual que muchas casas que se están construyendo en la actualidad tengan a los adoquines como los protagonistas de las fachadas de sus entradas, y en patios interiores y exteriores.

Los adoquines son piedras robustas de corte homogeneo que son colocadas, una a una, en los costados de los caminos, en las entradas de autos, en las fachadas, en escaleras de ingreso, en calles de pequeños barrios cerrados, o como únicos pavimentos de parques y jardines. Y su forma de colocarlos permite generar estilos y dibujos únicos para cada propiedad.

 
     

Presentaciones y formas

 

Para comenzar diremos que estos pórfidos, se presentan en diferentes formas, pero todos están confeccionados como para que no se puedan desplazar, ni longitudinalmente no en forma paralela, aunque se ejerzan fuerzas como la de los pasos de los autos, alto tránsito de personas, pesos extremos, etcétera.

Son muchas las ventajas que de ellos se puede hablar, pero la más importante de todas es la durabilidad, como así también su facilidad de colocación, y los pocos materiales que se necesitan para su colocación. En efecto, los adoquines son los pavimentos elegidos para las cocheras de los edificios de propiedad horizontal, o para casas de veraniego, casas de campo, y porque no, en la ciudad.

Son en su mayoría premoldeados y fabricados en las canteras, los que las venden en los corralones, o en los comercios en donde venden al público todo tipo de piedras para los pavimentos de casas, edificios, countrys, barrios cerrados, y otros usos. Para comprar este tipo de pavimentos es necesario hacer las consultas del caso a los profesionales, para saber a ciencia cierta, si conviene o no colocarlos. Se compran por metro cuadrado, y son traídos por los camiones de las empresas constructoras, los que son bajados en su carga completa, porque pesan bastante, como para bajarlos de a uno.

Para la colocación del adoquinado, es necesario preparar las superficies del terreno al que colocaremos las piedras, y además un agregado importante; el confinado en la ejecución de los bordes a modo de cordón, o parante para que estos no se desplacen una vez colocados. Es muy importante aclarar que deben de hacerse antes de comenzar a colocar el adoquinado. No se necesitan demasiados obreros para ello, y eso se va haciendo por tramos, que dependiendo de las formas escogidas darán como resultado el dibujo que quedará como modelo final.

Por ejemplo vamos a suponer que necesitamos cubrir una superficie de unos cien metros cuadrados, esto puede ser unos diez metros por diez metros, se colocarán en filas de igual separación, los que quedarán sueltos, pero se ajustan entre sí, con la arena que hace las veces de pegante o antideslizante.

El terreno deberá ser alisado perfectamente para la colocación de los adoquines, para ello se quitan todos los restos de obra y se alisa el terreno de manera pareja. Es importante aclarar que con respecto del color de los adoquines, eso depende del tipo que hemos pedido, porque el mercado de hoy tiene para ofrecernos de granito, premoldeados de hormigón, de concreto y de muchas otras presentaciones muy atractivas por cierto.

Las plantas industriales en las que se fabrican, son grandes establecimientos, que tienen las técnicas avanzadas además del estricto control de calidad que poseen, porque cada uno de los tiene una dosificación, y una forma de curado diferente, que nos permite el resultado de los productos que hoy vemos en las revistas de decoración de pavimentos nuevos. La capa de arena debe ser esparcida en forma muy pareja para preparar la superficie, este es el punto más importante, ya que es el que determinará la nivelación del adoquinado que estemos colocando, con lo cual es el responsable del resultado.

 
     
email contacto
 

 

La colocación de lo adoquines

Para colocar adoquines de piedra, se tienen en cuenta los tipos de terreno, por ejemplo los más fangosos, con tendencia a las inundaciones no es conveniente, ya que se formarán en poco tiempo pozos, o grietas que van en detrimento del piso, esas depresiones, se hacen cada vez más grandes hasta llegar al punto que hay que quitar todo el piso, en forma completa, así que en este tipo de tierras o terrenos será menester colocar otro tipo de pisos.

El suelo se puede rellenar si se trata de terrenos muy bajos a los que deseemos elevar, pero siempre la arena será el elemento que se deberá colocar al final, después cada adoquín formará el piso, en forma conveniente.

Para finalizar la tarea se deben colocar otra capa de arena sobre ellos para que se asienten en el lugar y se muevan hasta no hacerlo más, así de esa forma se logra el asentamiento perfecto de los adoquines de piedra para los pavimentos de hoy.