catalogo de productos
redes sociales
 

Compartir
Recomendar
 
cemento
 
 

Cemento

Debido a que la denominación CEMENTO es muy amplia y son muchos los temas que podrían desarrollarse a partir de ella, nos parece que sería de utilidad comenzar por el principio mismo de todo, preguntando (y encontrando una respuesta a): ¿qué es el cemento? La definición más general, menos técnica, del tipo diccionario, indica que el cemento es una sustancia formada a partir de la mezcla de materiales calcáreos con arcilla, mezcla que, luego de pasar por un proceso de cocción, es molida; cuando esta serie de materiales convertida en polvo se combina con agua, primero se solidifica y luego se endurece.

Y podría agregarse, aún en un tono muy general, que es un material muy utilizado en la construcción, tanto en su calidad de adherente como en la de aglutinante.

 
     

Desarrollo del tema

 

Aunque estas definiciones parezcan muy homogéneas, no llegan a transmitir el hecho de que la combinación de constituyentes (especialmente en la etapa de la molienda, pero también en etapas posteriores) puede variar en gran medida, dando como resultado una serie de productos que pueden reconocerse como cementos pero que tienen características particulares que terminan distinguiéndolos entre sí. Por lo tanto, diversas serán también las funciones que el material podrá cumplir dentro de una edificación: desde constituir la estructura misma (tal el caso del hormigón o concreto, en bloques o como hormigón armado), hasta decorar un ambiente interior o fachada (en forma de baldosas, mesadas o molduras, por nombrar sólo algunos de lo muchos ejemplos posibles). Aunque hay que decir que todos los materiales que admiten ser llamados cementos cuentan con las características generales de: ser productos de los denominados hidratados, permanecer estables al ser expuestos al aire y también al ser sumergidos en agua, y ser mecánicamente resistentes.

En este punto del artículo podríamos plantearnos una nueva pregunta (o varias): ¿es el cemento un material "nuevo" (significando con esto "moderno" o de aparición relativamente reciente)? ¿Desde cuándo se usa? ¿Cumplió siempre las mismas funciones que cumple hoy en día?

Como el término CEMENTO se utiliza para denominar cualquier material con propiedades adhesivas (sin importar su procedencia, natural o artificial), está claro que algún tipo de cemento debió usarse ya en la Antigüedad, si tenemos en cuenta las edificaciones de esa época que han llegado hasta nosotros. Hay evidencia del empleo de morteros de cal y yeso por parte de los egipcios al levantar sus grandes construcciones. Por otro lado se sabe que morteros de puzolana se usaban en Etruria. Y que esta misma combinación de cal con cenizas volcánicas también fue usada por los romanos (de hecho, como el depósito de estas cenizas se encontraba en una ciudad que hoy lleva el nombre de Puzzoli, el cemento de esta variedad se denomina puzolánico).

Podría decirse, entonces, en líneas generales que desde la Antigüedad hasta el siglo XVIII se utilizaron en la construcción (a modo de conglomerantes) ciertos elementos de origen mineral que también fraguan y endurecen con el agregado de agua. Y que fue en el siglo XVIII cuando empezó a crecer el interés por el cemento (tal como lo conocemos y utilizamos hoy) y por sus características y propiedades distintivas. A lo largo del siglo XIX se fue avanzando en un camino que llevó a la caracterización, en 1824, del cemento Portland, al logro de un prototipo del cemento moderno a escala industrial en 1845, y los pasos que, paulatinamente llevaron hasta el siglo XX, a principios del cual el ya mencionado cemento portland (principal componente hasta nuestros días del hormigón o concreto) termina por imponerse como material preferido al proyectar y llevar adelante grandes obras de ingeniería. (En este breve recuento de la evolución del uso del cemento a través de los siglos debería mencionarse que, si bien no han desaparecido por completo los cementos naturales, los cementos de uso más extendido, como el portland, son cementos llamados artificiales la forma en que se obtienen).

La elaboración del cemento a nivel industrial (es decir, el proceso de cocción que lleva a la obtención de la sustancia denomina clinker y su posterior molienda) se lleva a cabo en grandes plantas. En ellas se determinan los materiales que serán adicionados al clinker durante la molienda, combinaciones diversas que darán como resultado diversos tipos de cemento. También allí se regula el grado del molido, es decir, qué tan fino será el granulado el producto, ya que diferencias en este grado afectan las propiedades de resistencia del cemento obtenido (cuanto más fino es el molida, mayor la resistencia del material).

Si bien se produce cemento en todo el mundo, la mayor parte de la producción proviene de los países más poblados e industrializados, tales como China, Japón, los Estados Unidos, Rusia y otros países que formaban la Unión Soviética. También son grandes productores de cemento países como Alemania, Francia, Italia, España y Brasil.

 
     
email contacto
 

 

Características de éste material

El cemento, entonces, es un material muy dúctil, ya que puede utilizarse tanto en una gran obra de ingeniería (un puente, una carretera) como en obras de pequeñas dimensiones (un muro bajo, un balcón) o hasta en elementos meramente decorativos (una baldosa, una moldura).

De hecho, el material se ha convertido tan firmemente en sinónimo de lo moderno (y, sobre todo, en su aspecto de supuesta austeridad estética) que su uso se ha extendido en el diseño de interiores, dando lugar al desarrollo de diferentes variedades del material (cemento alisado, cemento pulido, cemento pintado) que marcan todo un estilo en la decoración de los diferentes ambientes de una vivienda o lugar de trabajo. Es decir ¡el cemento nos rodea! Pero parece que no tendríamos que asustarnos demasiado por eso y podríamos comenzar a apreciarlo.