catalogo de productos
redes sociales
 

Compartir
Recomendar
 
densidad cemento
 
 

Densidad del cemento

La densidad de una sustancia es una magnitud que hace referencia a la cantidad de masa que contiene determinado volumen de dicha sustancia. Es decir que esta magnitud expresa la relación entre el volumen y la masa de un cuerpo, como por ejemplo el cemento.

El volumen de un cuerpo es la medida del espacio que ocupa el mismo en determinado lugar, y la masa es equivalente al peso del mismo. Por lo tanto la densidad de un material suele calcularse con la fórmula kg/m3, aunque por lo general se suele expresar la densidad con medidas más pequeñas, es decir gramos y centímetros cúbicos, con lo cual la fórmula sería g/cm3. Es importante conocer esta medida para cuando se deben calcular ciertas propiedades del cemento.

 
     

Datos precisos

 

En este lugar se podrán encontrar los datos sobre las densidades de los cementos mas utilizados comúnmente y ciertas propiedades que esto determina en ellos, para que a quien le interese pueda conocer las características principales y la importancia de la densidad del cemento. El cemento gris es el tipo de cemento que se emplea con gran frecuencia y regularidad, y se lo conoce también como cemento portland. La densidad real de este tipo de cemento es bastante elevada, de unos 3 gramos / cm cubico. Sin embargo, se suele utilizar como medida para las construcciones de cemento, la densidad aparente del mismo. Este tipo de densidad consiste en una magnitud que se aplica en ciertos materiales porosos como pueden ser los suelos o las paredes, los cuales se encuentran formando cuerpos de composición heterogénea, y conteniendo aire o una sustancia ligera en su interior.

En este tipo de materiales, como en todos aquellos cuerpos que están formados por un material como el concreto, la densidad total es siempre menor que la densidad que tendría el mismo cuerpo poroso si se lo compactase, es decir, si se le quitara el aire que contiene. En el caso de la densidad aparente, esta no es una propiedad intrínseca del material en cuestión, sino que dependerá siempre del grado de compactación del mismo. Como el peso volumétrico del cemento depende del grado de compactación del mismo sólo podemos contar con una aproximación a la densidad del mismo. Se suele emplear un valor promedio de 1500 kg sobre metro cubico (1500 kg/m3). De esta magnitud se desprende que los bultos de cemento que se suelen vender en cualquier corralón y poseen 50 kilo gramos de material poseen un volumen de alrededor de 33 litros.

Ahora, cuando se trata de calcular el volumen, peso y la densidad del concreto ya pasamos a otra etapa en la que el cemento se encuentra mezclado con otros materiales y en la que ya ha alcanzado el tiempo de fraguado y secado necesario. El peso volumétrico de este material varia dependiendo de la densidad de los compuestos que se le agregan, pero puede calcularse entre los 2200 y 2500 kilo gramos sobre metro cubico aproximadamente. La densidad aparente del cemento se utiliza, entre otras cosas, para calcular el cemento que se puede almacenar en cierto volumen y suele ser de alrededor de 1,1 gramo sobre centímetro cubico.

Es de gran importancia tener en cuenta que la densidad del cemento desempeña un papel considerable en su producción y sus aplicaciones. Esta magnitud debe ser tenida en cuenta junto con las técnicas de producción del cemento y el control en las mezclas del mismo. El cemento portland del que hemos estado hablando en este sitio, es un material que se produce en varios pasos. En primer lugar se calientan las materias primas en crudo para generar reacciones químicas en los mismos. De este proceso se obtiene el conocido Clinker que compone la mayor parte de los cementos empleados actualmente. Luego se muelen y se mezclan los materiales que conforman el cemento.

 
     
email contacto
 

 

Controles y testeos

Cada uno de estos pasos debe ser verificado y controlado con diversos tipos de pruebas y testeos, para que el producto cumpa con las especificidades necesarias. En la molienda el tamaño de partícula debe ser controlado ya que el mismo influye en su hidratación y en la futura resistencia del concreto. Además se controlan con el tamaño de partícula otros procesos como la cantidad de agua necesaria y la temperatura y tiempo requerido de fraguado.

Estas son las principales características que son determinadas por la densidad del cemento y la influencia que la misma posee en sus propiedades.