catalogo de productos
redes sociales
 

Compartir
Recomendar
 
relacion agua cemento
 
 

Relación agua / cemento

La relación agua / cemento, que se puede encontrar también denominada como razón / agua cemento o abreviada como a/c, es un parámetro fundamental en la composición del hormigón, mezcla resultante de la composición de cemento, agua y otros componentes como arena o gravas. Este parámetro es importante en todo tipo de cementos, ya que influye directamente sobre la calidad del producto obtenido para el trabajo en obras de construcción.

Describiremos a continuación las propiedades de esta relación, sus variantes y las cuestiones a tener en cuenta para mantenerla en un óptimo estado durante el preparado de hormigones. Se recomienda tener especial cuidado de esta propiedad ya que de ella se obtiene el nivel de resistencia de nuestra mezcla de hormigón. Esta información puede serle muy útil para la construcción de diversos tipos de obras.

 
     

El cemento de mayor resistencia

 

Como hemos mencionado la relación del agua con el cemento es la que más influye en la resistencia final del mismo. En primer lugar, cabe aclarar que esta razón es una expresión de la relación existente entre el peso del agua y el peso del cemento que se utilizan para la mezcla del preparado. La operación matemática consiste por lo tanto en una división entre el peso del agua y el del cemento. En esta mezcla, siempre se empleará una mayor cantidad de cemento que de agua por sus propiedades naturales, por lo cual, la división será entre un peso menor por uno mayor, y el resultado de la razón será siempre un numero menor a la unidad (1). La relación crece cuanto mas aumenta el peso del agua, y decrece cuando aumenta la cantidad o peso del cemento. Para obtenerla se dividen las masas de ambos en una determinada cantidad de hormigón fresco.

Por lo tanto, debemos destacar en primer lugar que cuando la relación o razón cemento/agua es baja, se obtiene un hormigón de mayor resistencia (esto es, cuando se emplea la menor cantidad de agua posible), y en cambio, cuando la relación es alta (es decir, cuando el peso del agua es mayor a la menor cantidad que se puede emplear) la resistencia del hormigón será menor. Sin embargo, cuanto mas alta es la relación – es decir, cuanto mayor el peso de agua – mayor y mas fácil será la posibilidad de trabajar y manejar el concreto. Es decir, para que sea más fácil de recordar, que en todos los casos, cuanto menor sea la relación a/c, mejores y mas favorables serán las propiedades de la mezcla una vez que la misma ya haya endurecido.

Esta propiedad, además de influir en la resistencia del concreto en su resultado final, se considera importante para el nivel de hidratación del cemento. Para obtener una hidratación completa del mismo el mínimo resultado de la relación agua / cemento debe ser de alrededor de 0,42. Además de influir principalmente en la resistencia como ya hemos mencionado, la razón también será de una gran influencia para durabilidad y los coeficientes de retracción y fluencia del concreto. Es por lo tanto el valor característico más importante de la tecnología del hormigón. Determinara además la estructura interna de la mezcla de concreto ya endurecida.

La importancia de esta relación entre agua y cemento ha sido descubierta por un especialista estadounidense en los años 60, quien tras estudiar diversos tipos de cementos y su composición anunció la ley que determina que la resistencia de los mismos depende de esta relación, cuando la mezcla está aun fresca. Este gran descubrimiento ha permitido importantes desarrollos en la industria de la construcción y en la fabricación de hormigones.

Además de influir en las mencionadas propiedades del hormigón, la razón agua / cemento es de importancia para el endurecimiento del cemento portland, el cual se da por la absorción del agua por parte de los compuestos del cemento. Esta mezcla se endurece formando un gel que va progresando en su estabilidad. La hidratación completa de unos 100 gramos de cemento portland requiere de una cantidad de 20 gramos de agua aproximadamente, lo cual es equivalente a una relación a/c de 0,2. A estos 0,2 se le suman otras moléculas de agua que se unen a los minúsculos espacios en el interior del gel, también a una relación a/c de 0,2, por lo que el resultado total de la relación en toda la mezcla, de principio a fin del proceso de endurecimiento es igual a 0,4.

 
     
email contacto
 

 

Cementos duraderos

Por ultimo cabe mencionar que la durabilidad del hormigón se relaciona de manera directa con la resistencia del mismo, y por lo tanto con esta razón de la que venimos hablando.

La resistencia química del cemento se relaciona de manera directa a su porosidad, pues un material con menor absorción de gases y líquidos es más estable. Por lo tanto, se desprende que una modificación en la resistencia implicara una modificación en la durabilidad.